EDITORIAL

UN PACTO BASTARDO

Mariano Rajoy ha decidido forzar una "alianza de salvación" con el PSOE y para lograrlo está presionando al líder socialista Pedro Sánchez.  Y es que el PP está angustiado porque no entiende que "Podemos" siga creciendo en intención de voto a pesar de que la macroeconomía va mejor y ofrece signos de recuperación. 

Y es que, lo de que la economía va mejor, no se lo cree casi nadie aunque sea cierto: muchos porque ya no creen al PP diga lo que diga, otros porque, aunque lo entiendan que así sea, no quieren creérselo porque no soportan el hedor que despide el "quinteto de la ruina" -de la ruina de España- o sea PP, PSOE, IU, CIU y PNV y los demás ciudadanos en liza, porque creen que la crisis política, social y moral de España es mas importante que la económica, porque la economía es cuestión de ciclos, pero la descomposición, cuando sobrepasa ciertos límites, se hace crónica y solo se soluciona eliminándola.

El miedo al fin del bipartidismo es tan grande que para evitar lo que Rajoy llama "Inestabilidad", que no es otra cosa que al ascenso de "Podemos" al poder, el PP busca un pacto contra natura demostrando que partidos opuestos se pueden unir fácilmente para defender sus intereses y que las ideologías no existen. Están pergeñando una rebelión de los partidos contra la voluntad popular, que cada día se inclina más por el cambio y por apoyar a partidos nuevos. 

Esta maquiavélica estrategia es un movimiento bastardo, sintomático del desprecio que esos partidos tienen a la voluntad de los ciudadanos, soberanos del sistema y que rechazan porque demuestran su bajeza al  anteponer sus intereses a sus ideas y principios. 

Difícil será torcer la voluntad popular que quiere enterrar ese bipartidismo mentiroso y corrupto  que ha conducido a España hasta el desprestigio internacional, la falta de justicia, la corrupción, el paro escandaloso y la ruina creciente.

Aunque los grandes partidos están lanzando todo tipo de acciones contra quien Rajoy no quiere ni mencionar su nombre, pensando así, equivocadamente,  desprestigiarlo y frenar su crecimiento, todos los esfuerzos serán  inútiles porque el crecimiento continúa imparable. 

Así el panorama "Podemos", contando con la firme  voluntad popular espera dar el gran golpe de efecto en las generales acercándose a la mayoría absoluta, una meta que aunque parezca imposible podría alcanzar si los grandes partidos siguen, mintiendo y minando la conciencia nacional.

  Enero 2015