DE FRUSTRADO CABALLERO, A EXCELSA DAMA

DE FRUSTRADO CABALLERO, A EXCELSA DAMA

 

 

Hace algún tiempo, justamente el que ha transcurrido desde la creación de la figura del Delegado de la JCCM para Molina de Aragón hasta hoy, que yo escribía en este medio manifestando mi alegría y positiva valoración política por tan trascendente decisión a favor de  la Comarca de Molina.

 

En ese mismo articulo, hacía la personal reflexión de que si tal resolución era debida además de la obvia necesidad por la lejanía de aquella Tierra, a una generosa interpretación político-institucional del articulo 29 del Estatuto de Castilla La Mancha, sobre las peculiaridades históricas de las Comunidades de Villa y Tierra, pues ¡miel sobre hojuelas! y entonces mi satisfacción, se hubiera implementado y el hecho en sí, de una sensibilidad política sin precedentes, hacia una zona tan deprimida como cargada de hechos históricos memorables.

 

Pero aquella ilusión, derivada de tan importante decisión, me hacia ver el comienzo del proceso de desarrollo del citado articulado que tanto beneficio hubiera reportado a Molina, todo ello intencionadamente exento de ocasionar agravios comparativos, ni intentos de separatismos trasnochados impropios de la época globalizadora en que vivimos y de la solidaridad histórica de esta Tierra, como el espíritu de la Ley pretendía en aquella, ya lejana, redacción.

 

El miedo a estos posibles prejuicios políticos, sobre todo al de posibles agravios comparativos, impidió que tal acontecimiento, adquiriese el halo de sublime y primaran aquellos miedos, impidiendo una puesta en escena y que el Sr. Barreda se quedara sin mi, prometido, humilde y frustrado reconocimiento público de “excelso caballero”, que así hubiera sido si se hubiera atrevido a revestir el gesto de la solemnidad requerida.

 

Aun reconociendo, por nuestra parte, su importancia y eficacia para la zona, -no se si de verdad, o por “halagarme el oído” ante mi magnificada ilusión- me soplaron al oído que es cierto que hubo complejos políticos a la hora de la escenografía.

 

No cabe duda que acaba de empezar una nueva etapa política, prometedora para nuestra Región y para nuestra Tierra y que, tanto a los líderes regionales y provinciales que les corresponde gobernarnos, les sobrará determinación, voluntad y sensibilidad política para elevar esta situación peculiar de Molina, al estadio en el que debe situarse. Si no, tarde o temprano se lo demandaremos

 

Dicho estadio no es, ni más ni menos que el que sitúe a Molina, por sus peculiaridades geográficas, históricas y políticas en el lugar que le corresponde dentro del contesto socio-político y económico de la Región, en aras a obtener un trato y unas situaciones, de igualdad con el resto de las comarcas  que conforman nuestra Autonomía.

 

Desde esta tribuna, aprovecho para estimular a nuestros nuevos dirigentes por esta noble causa e invalidar aquel pensamiento de Honoré de Balzac, en el que decía que, "La igualdad tal vez sea un derecho, pero no hay poder humano que alcance jamás a convertirla en hecho."

 

El Gobierno, a través de su Delegado Porfirio Herrero, ya nos ha dado una alegría y es que, ante esta etapa de ceses y destituciones por la crisis, el mantenimiento de estos servicios en Molina “es prioritario”. Esperemos se siga avanzando y que algún día, no yo sino Molina, pueda nombrar a Cospedal “excelsa dama”

 

Agosto 2011

 

 

Fdo.: Emilio Clemente.- Ex presidente de la Excma. Diputación de Guadalajara