EDITORIAL

LAS CONSECUENCIAS DEL "NO RESCATE"

 

 

Aquel gran rescate que esgrime el gobierno de Rajoy haber evitado para el bien de España, es pura falacia y una atroz mentira.

 

Con el engaño de evitar el "férreo intervencionismo y pérdida de soberanía" a favor de la troika, que nos hubiera llevado -dicen- a una situación de recortes y privaciones insostenible, no lograron más que, lo que pretendían, evitar la intervención en su  Statu quo.  

 

No tocar ni un ápice el poder de la casta política es lo que pretendían, pues el resto de ciudadanos están intervenidos de por vida, por el constante endeudamiento público y por aquel rescate -más de 400.000 millones de euros- para socorrer  a una banca que, además, había hecho rematadamente mal las cosas. El falso objetivo que nos vendieron, era acercar el crédito al ciudadano para activar el consumo y por tanto la economía, pero, de una manera vil e imperdonable, se empleó para ayudar al Gobierno a mantener su gasto, comprando una incontrolada deuda pública a un coste mayor al que le hubiera supuesto aquel, del BCI, al rescate directo. Deuda que paga y va a seguir pagando el ciudadano que, por muchos sacrificios que le hubiera exigido la troika, nunca hubieran sido tan severos como los que, así, ha sufrido España, sus clases medias, funcionarios y más desfavorecidos, es decir prácticamente toda la población menos la casta y sus amigos los poderosos -claro que son muchos-.

 

Y esta gran mentira se demuestra si observamos que España es hoy un inmenso y oscuro país donde el Estado, manejado por políticos que quitan  y ponen jueces, élites acostumbradas a expoliar el erario público en beneficio propio, un país plagado de escándalos y dramas esquilmado, estafado y maltratado, acribillado con impuestos abusivos y en manos de gente corrupta. Y esto, por haber evitado el rescate el Gobierno de Rajoy.

 

Pero además, España ocupa internacionalmente los primeros puestos en desempleo, avance de la pobreza, despilfarro público, endeudamiento público descontrolado, desprotección de los débiles, impunidad de los políticos, estafas y abusos del sistema bancario, fracaso en los controles, marginación del ciudadano y mil dramas y suciedades mas. Y esto, por haber evitado el rescate el Gobierno de Rajoy

 

También muchos de nuestros políticos hubieran hecho méritos para la dimisión en cualquier país civilizado. Ha habido saqueo de las cajas de ahorros; cientos de miles de ahorradores han sido esquilmados y robados, con permiso del Estado y ellos se han blindado con privilegios y aforamientos masivos. EREs, GURTELEs, redes clientelares, nepotismo, amiguismo, un Estado hipertrofiado de enchufados, con mas políticos colocados que Alemania, Francia e Inglaterra juntos, millones de puestos de trabajo perdidos, y una generalizada corrupción que es el mayor cáncer de España. Y esto por haber evitado el rescate el Gobierno de Rajoy

 

Y lo peor es que los políticos hablan de democracia cuando son ellos los que la han destruido, hasta el extremo de haberla convertido en la más sucia oligocracia de partidos y de políticos profesionales y eternos. Y esto  por haber evitado el rescate el Gobierno de Rajoy

 

En fin España de ser considerada un ejemplo mundial de transición pacífica a la democracia, hoy es considerada uno de los países más corruptos y degradados del planeta y los españoles, que nos sentíamos héroes orgullosos de aquella obra, hoy nos sentimos humillados y avergonzados por haber permitido que los peores nos gobiernen. 

 

¿Alguien, medianamente cuerdo, puede pensar que con el rescate nos hubiera ido peor?. Pues aunque solo contabilizáramos los recortes a los que hubiera sometido la troika a la casta política -nuestros recortes y privaciones, imposible ser mayores- hubiera merecido la pena ser rescatados.

 

Seguro que aquel deseado rescate, que el Gobierno evitó, hubiera recortado a la clase política y sus prebendas y hoy nos encontraríamos con una tarea hecha que, de otra manera, nos va a costar mucho hacer, salvo que la inteligencia ciudadana nos ilumine en las urnas, para desplazar del poder a esta casta que tanto daño ha hecho a España.

 

 

Diría Joseph Joubert:«Como la dicha de un pueblo depende de ser bien gobernado, la elección de sus gobernantes pide una reflexión profunda».

 

 

Agosto, 2014