OPINION

 


DESPLOME ELECTORAL DEL PP

DESPLOME ELECTORAL DEL PP

 

Las incomprensibles políticas del Gobierno de Rajoy que no han variado un ápice la política antiterrorista de Zapatero, que han seguido llevando a España a la ruina y descrédito internacional, con el agravante de hacer caer el peso de la crisis sobre las espaldas de la clase media trabajadora, sin tocar el estatus económico (el social ellos mismos lo han perdido) de los políticos, preservado por el manto protector de una partitocracia corrupta hasta los ojos que ha saqueado las arcas del estado en tal grado que ha hipotecado a las dos próximas generaciones, si tienen trabajo, para pagar la inmensa deuda heredada, sin precedentes en la historia de este país. Además de los recientes acontecimientos en política antiterrorista de Mariano Rajoy y la ‘amenaza’ electoral de posibles partidos emergentes, son claves de una desafección de sus votantes y propiciatorias de un revés en las urnas en las próximas elecciones europeas.

 

En los últimos días ha aparecido el pánico en el PP. Parece que los sondeos internos que se manejan de cara a las elecciones europeas, son aterradores. No le andan a la zaga las expectativas del PSOE ganadas a pulso por aquella esquizofrénica política, de un  ex líder idem, que en cualquier país democrático debería estar juzgándose popularmente (con jurado popular me refiero, porque ordinariamente, sería inútil en España) en vez de ser condecorado por el gobierno entrante y pasar a ser, Consejero de Estado. ¡Manda huevos!

 

El desplome popular se lo han ganado ellos mismos, puesto que gobiernan en España y en casi todas las comunidades autónomas. Ellos creían que la nefasta herencia recibida haría digeribles las durísimas medidas fiscales adoptadas, que violan, su programa electoral, casi en su totalidad  (o sin casi) convirtiéndolos, según cualquier riguroso análisis purista, en un gobierno ilegítimo, pero yo voy más lejos en ese análisis y es que, si las verdaderas democracias, desde finales del XVIII se basan esencialmente en el cumplimiento de un contrato (programa electoral) rubricado bilateralmente por el Gobierno de una parte y los ciudadanos, con sus votos, de otra, debería quedar rescindido en el momento que no se cumplen flagrantemente sus clausulas y por lo tanto se incurriría, también, en falsedad de documento público, debiendo los ciudadanos estar dotados de los mecanismos democráticos necesarios par, dado ese momento, materializar dicha rescisión y los tribunales sustanciar el delito, desgraciadamente esos mecanismos faltan todavía, aunque existe la esperanza que un día, más pronto que tarde, existan. 

 

Han bastado encuestas que auguran una caída en barrena y la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas, que se celebran  medio año antes que las generales, para que Madrid haya anunciado una bajada del IRPF en su tramo autonómico.

 

 

La concentración convocada por la AVT el domingo, en la que parte de los asistentes –votantes naturales del PP, puesto que ni un sólo dirigente socialista se dejó ver– increparon a sus vicesecretarios generales, siendo claros avisos  para Rajoy.

 

Guadalajara.- Octubre 2013

 

Fdo.: E. Valdivilla y de la Torre