LA DEMOCRACIA HA MUERTO

LA DEMOCRACIA HA MUERTO

 

27/07/2020

 

En España la economía cae hasta cifras próximas, al colapso, el turismo se hunde, aumentan el desempleo, la corrupción, la fuga de empresas, la economía sumergida y, sobre todo, el desprestigio de la democracia. La democracia española, que ya estaba degradada, acentúa su degeneración y se aleja de la decencia y de las normas básicas democráticas, ninguna de las cueles se cumplen en una España en la que no existe separación real de poderes, ni una ley igual para todos, ni una sociedad civil independiente, ni igualdad de oportunidades, ni confianza en el poder, ni ilusión en el futuro, ni protagonismo del ciudadano y tampoco metas y objetivos comunes, si no una clase política que ya ha perdido toda legitimidad, tras haberse divorciado de la inmensa mayoría de los ciudadanos.

 

Se están destrozando añejos valores y costumbres, entre ellos el respeto al Rey y la igualdad entre los pueblos y ciudadanos de España, imponiendo el favoritismo a los que se someten y el castigo a los que se resisten y todo esto de la mano de las fuerzas más degradadas y desleales del país, desde el “nuevo socialismo”,  comunistas, pro terroristas y nacionalistas rebosantes de odio a España y de ganas de dinamitar la nación.

 

No cabe duda de que España es hoy el país menos democrático de la Unión Europea, además de ser el peor gobernado, el más corrupto, el único que cuenta en el gobierno con los dos sistemas más enfermos y peligrosos, el comunismo y el nacionalismo y que con su pésima gestión del coronavirus, sembrando el país de muertos y precipitando a la nación a una crisis económica como no se recuerda otra, provocando todo un humillante "rescate" de la Europa comunitaria, que quiere ocultar.

 

La política española, que ya estaba seriamente dañada y desprestigiada, se degrada todavía más, exhibe rasgos totalitarios y avanza hacia el desastre, cada día más próxima al modelo venezolano, donde un régimen de tiranos hace retroceder al país y hunde su prosperidad, sus libertades y su justicia.

 

Con la Fiscalía sometida, el poder judicial politizado, muchos medios de comunicación comprados, los medios públicos bajo censura, la sociedad civil asfixiada y la mitad de España soportando un gobierno al que desprecia por su inmoralidad, la falsa democracia española  ya ha dejado de ser un sistema equilibrado y controlado que garantice las libertades y derechos,... ha muerto.

 

27/07/2020

 

Emilio Clemente Muñoz